Afghan Star: The documentary – Havana Marking (2009)

Este documental más allá de tratarse de una competición de talento televisada donde se busca consagrar una estrella, es una muestra de los cambios que de a poco van surgiendo dentro los países islámicos más conservadores, en este caso Afganistán y del peligro que ello supone para sus participes, cuando dichos cambios trasgreden los estatutos de facciones político-militares escudadas en el fundamentalismo religioso.

Fíjese que cuando Setara -una de las concursantes- se atreve a cerrar su participación con un baile (casi robótico) sus mismos compañeros la critican y desaprueban, mientras que en Harat -su pueblo natal- aclaman su muerte alegando que la joven los ha puesto en vergüenza.

Curioso que Lema -su contrincante- asegura que ella por ser de la tribu Pastún y manejar su talento dentro de la interpretación talibana de la ley islámica, cuenta con el apoyo de los Talibanes, pero una vez termina su participación en la competencia es amenazada de muerte por ellos y debe huir del país.

Por otra parte, es impresionante observar la diversidad étnica que compone a la sociedad afgana; es un mosaico de tribus de distintos orígenes y trasfondos culturales -hasta ahora irreconciliables- que comparten una misma extensión territorial y que lamentablemente siempre han vivido guerreando entre ellas y contra sus invasores.

Conocer este factor es imprescindible a la hora de mirar con profundidad al pueblo afgano y los realizadores de este documental logran mostrar esas rivalidades, a la vez que se observa cómo el programa televisivo Afghan Star, a pesar de tantas diferencias, logra -de alguna manera- unir ciudadanos afganos de cualquier origen en un mismo espíritu que aunque competitivo les causa alegría y transmite esperanza.

Ningún pueblo merece vivir sometido a exigencias doctrinales, ningún ser humano merece el castigo o la muerte por así creer y defenderlo.

SETARA

¿Lo mejor del documental?

La valentía y el coraje de Setara que actuó convencida de que la música es el lenguaje de las emociones y que ése justamente es su modo de vivir y está dispuesta a defenderlo por encima de cualquier ley, agraciadamente con el apoyo incondicional de su humilde y amorosa familia.

¿Lo más tierno?

El niño invidente que presentan al inicio. Canta felizmente, convencido de que los seres humanos sin música seriamos seres sumidos en tristeza.

Afghan Staruno de mis documentales favoritos.

Página del documental: http://www.afghanstardocumentary.com/

Trailer: https://www.youtube.com/watch?v=OZkru47SfGA

 

 

 

The Story Of Stuff

storeyofstuff

Para ver el vídeo: http://www.storyofstuff.com/

{Este artículo es sobre el vídeo “The Story Of Stuff”. Favor de ir al enlace del mismo para que lo pueda ver con detenimiento. Es cierto que dura 20 minutos y es en ingles, pero les aseguro que vale la pena verlo.}

Pareciese no vislumbrarse un modelo lo suficientemente sólido como para sustituir el capitalismo. Pareciese que el consumismo terminará por corromper los valores más básicos de la sociedad humana sin que la misma haga un notorio esfuerzo por liberarse.

Una sociedad que a cambio de bonanzas materiales entrega sus recursos naturales y arriesga su equilibrio ecológico. Mientras más gastas, más destruyes, sin hallarse justificación en el factor de la necesidad.

Mientras tanto, y me cuesta ampararme en la ingenuidad, promovemos estilos de vida individualistas, egoístas, indiferentes, poco solidarios y avivamos la desigualdad e injusticia social en nuestros pueblos.

Es preciso, es urgente divulgar información que eduque y conciencie, es impostergable el tomar acción y realizar reformas en nuestras prácticas económicas y de interacción e integración social, tanto en nuestros hogares con la familia, como en nuestras comunidades. Sobre todo educar a las nuevas generaciones si es que realmente creemos que un mejor mundo es posible.

Les invito a divulgar este enlace entre sus conocidos (https://estemundogira.wordpress.com/2009/02/26/the-story-of-stuff/), tanto en “Facebook” como a través de sus correos electrónicos o cualquier otra herramienta de distribución de información masiva. Promuevan la concienciación, comenten este artículo aquí en “Este Mundo Gira” y divúlguenlo.

Daritza Rodríguez-Arroyo

Entre el Grindadráp y el Lechón Boricua:

 

La semana pasada los lectores de la versión virtual de El Nuevo Día (el principal periódico de Puerto Rico) se indignaron ante el reportaje titulado “Sangriento Ritual”. Si no me equivoco fue el artículo más leído y comentado de esa edición. Y por supuesto hay que darle crédito al recurso visual que realmente fue lo que logró exacerbar con éxito  la opinión pública. Había que ver cuántos insultos para los isleños nórdicos y para todo aquel que tratase de buscar una explicación (no he dicho justificación) más allá de lo sensacionalista que procuró ser el autor del artículo.

El “Sangriento Ritual” al que se refiere el periódico, no es otra cosa que  el tradicional festival de verano celebrado en las islas Faroe en Dinamarca. El mismo se conoce como “Grindadráp” que traducido de forma literal significa “matanza de ballenas piloto”.  Según el artículo, el único objetivo de los nórdicos al participar en el evento es demostrar su hombría  (no leí esa explicación en ninguna otra fuente consultada) a través del vil asesinato de las casi 950 ballenas piloto (Globicephala Malaena) que se asesinan anualmente, en esta actividad organizada por la comunidad faroese y regulada por las autoridades de Dinamarca desde principios del siglo IX.  Como es de esperarse la “International Whaling Commission” y varias organizaciones a favor de los derechos de los animales se oponen a esta celebración por reconocerla como una cruel e innecesaria. Pero los residentes de las islas Faroe y otros distritos nórdicos alegan que la práctica es una parte fundamental de su cultura e historia.

Existe evidencia arqueológica de sobre 1,200 años, de que la ballena piloto ha estado relacionada a la vida de la comunidad. No solo como parte importante de su dieta, si no, como fuente de abasto  en lo que respecta al aceite, y material proveniente de su piel con el cual se construyen sogas y flotadores de pesca. Un dato a tomar en consideración es que el clima de estas latitudes no es apto para el cultivo de granos y vegetales. Sobre todo en las islas Faroe donde solo el 7% de la tierra es útil y la carne de ballena constituye la fuente de alimento y vitamina durante los largos y cruentos meses de invierno. En este sentido y desde  hace siglos, la ballena compone aproximadamente, el 30 % de la carne producida y consumida en el archipiélago nórdico. Esto ha quedado plasmado en el arte y la literatura, un ejemplo de ello es la internacionalmente afamada pintura de Sámal Joensen-Mikines donde se puede apreciar una típica celebración del “Grindadráp” en aguas del Atlántico Norte.

 Parte de las regulaciones existentes estipulan que la actividad es una sin fines de lucro y de carácter comunitario. Que solo se podrán cazar las escuelas de ballenas piloto que por sí mismas se acerquen a la costa, pues no está permitido la casa de ballenas en mar abierto. La carne y otras provisiones obtenidas de las ballenas no estarán disponibles para la venta en ningún mercado y mucho menos será exportada. Deberá ser distribuida según el procedimiento establecido desde 1832, donde la distribución es equitativa entre todos los habitantes de los diferentes distritos hayan tomado o no, parte del evento. Los lugareños la almacenan en sus refrigeradores, o al estilo de antaño, preservada en sal y tal vez puesta a curar, como se hace en otros países con diversos tipos de carne. La pueden preparar hervida o servirla como se hace típicamente en “steak” (Grindabúffur). En una temporada se puede matar 956 ballenas, lo que es equivalente a 500 toneladas de carne; casi una cuarta parte de la carne consumida por la población.

Los consumidores de ballenas tanto en Noruega como en Dinamarca defienden y justifican la tradicional celebración veraniega conocida como “Grindadráp” con los siguientes argumentos:

–          La carne no se vende, ni se exporta.

–          Que ellos no invaden su hábitat natural y solo se cazan las escuelas que se acercan a las bahías y fiordos.

–          Que la ballena piloto no está en peligro de extinción.

–          Que la muerte es rápida y no se somete al animal al cautiverio, procesos mecánicos o químicos, lo que si suma dolor y tensión al animal antes de morir y puede traer consecuencias negativas a la salud humana, una vez se consume el producto. Prácticas prohibidas en las islas nórdicas pero utilizadas en la mayoría de los países donde se consume pollo, cerdo y res.

Debo reconocer que los visuales sobre el “Grindadráp” impresionan y pueden llegar a conmover o indignar a cualquiera, sobre todo si la persona ha adoptado un hábito alimentario vegetariano o lo que se conoce como “Vegan”. En mi caso, entiendo que me encuentro en un proceso transitorio entre carnívora y vegetariana; pero como buena puertorriqueña, no es tan sencillo renunciar al placer de almorzarse un rico bisté encebollado o unas chuletas cancanes. El asunto es que algunas veces me da repulsión verme escudriñando entre los huesos de un pollo o encontrar tendones entre la carne guisada. De todos modos, ya tengo un diagnostico médico de artritis reumatoide y consciencia de que estoy comiendo un cadáver; además es sumamente  morboso el proceso entero por el cual atraviesa el animal, desde que es criado destinado para el consumo humano hasta que finalmente termina en mi estomago donde procederá a descomponerse como toda materia. No puedo vaticinar el momento preciso en el cual comenzaré a pedir el menú para vegetarianos en algún restaurante o en lugar de hacer compra en “Super Max” o Plaza Loiza me gaste el triple comprando mis víveres en “Fresh Mart”. Pero ciertamente eso viene en camino.

Ahora bien, el artículo y los comentaristas hablaban de crueldad, maltrato, matanza, barbarie, etc. Sin embargo lo que observo en los visuales es una masacre usando el mismo estilo que se utiliza aquí para asesinar al cerdo que después degustamos en Guavate o en nuestras  celebraciones navideñas y que con tanto orgullo llamamos Lechón a la Varita. Soy natural de Vega Alta y mi familia materna es del barrio Cibuco (ahora conocido como Fátima) y desde que tengo uso de razón, en mi familia y en toda la cultura puertorriqueña el asunto del lechón es todo un ritual. Un año antes se compra el cerdo que se condenará a vivir en cautiverio y hacinamiento. Este se alimentará de las sobras de nuestros alimentos ya descompuestas y pasará sus días en su pestilente corral revolcándose en el fango y sus propias eses fecales. Una vez lleguen las fiestas se convocará una comitiva, el cerdo será atado de patas para poder apuñalarlo de un único movimiento certero y contundente en el área cercana al corazón (otro método puede ser entrarle a tubazos  hasta dejarlo inconsciente o si se te “juyó” entrarle a balazos). ¿Alguien ha escuchado los chillidos que emite el animal en cuestión durante todo el proceso? Yo crecí atenta a eso; primero puedes identificar el susto y el terror en la mirada del animal y así también en sus chillidos iníciales, durante el acto se evidente el innegable dolor y sufrimiento; finalmente el sonido se transforma en uno gutural, como un quejido inconfundible de agonía mientras su espesa y oscura sangre cae en una profunda olla. De allí el cuerpo pasa a la mesa grande donde cada quien hace de especialista forense; el cuerpo se abre de par en par, el hedor es insoportable y se apodera de todo el entorno. Se separa el mondongo (todo el tripero) porque de esas tripas y la sangre colectada se confeccionaran “morcillas” (sin esa supuesta delicia criolla en el plato de la cena navideña no se puede festejar igual). También se extraen los órganos del animal;  porque de ellos se prepara la famosa gandinga, el cuajo y otros cuchifritos. Y bueno, del cerdo se consume casi todo, que si las patas (Garbanzos con patitas), el hocico, las orejas, el rabito, los sesos y la cabeza para rellenar unos pasteles en hoja, no tiene precio. ¡Buen provecho!

 Puedo describir como asesinamos las vacas, los pollos, el pavo, los cabros, los conejos, la famosa gallina de palo, ni las palomas se salvan. Debo entender que Mobi Dick, Flipper y Nemo…. Son más valiosos que el Gallo Claudio, Bug Bunny o la Vaquita de Borden? Asesinato es asesinato se cometa valiéndose de un puñal, una bala o una máquina procesadora. ¡Ay!… esas abuelas y madres asesinas que nos criaron, sometiéndonos al trauma de ver cómo le torcían el cuello a la gallina, la zumbaban en una olla de agua hirviendo y la desplumaban para después abrirla y sacarle los tiernos huevitos que degustarían en una sopita de esas revive muertos, para el que se ponía malo o para la anémica parturienta. Entonces… ¿de qué estamos hablando?

Hablamos  de criticar la paja en el ojo ajeno sin tomar en cuenta la viga que tenemos en el nuestro. No es que este bien o mal matar ballenas para alimentarse en Dinamarca o hartarse de chicharrón en Puerto Rico. Lo que me parece interesante y digno de reflexión, es ver cómo el periódico manipuló la información con el objetivo de aumentar la participación en la edición virtual. No fue justo, ni objetivo y de esta manera es que se desinforma a un pueblo en lugar de informarlo. No es lo mismo decir que la matanza de ballenas es para demostrar la hombría, que denunciar la práctica, pero mencionando los factores sociales, históricos y culturales envueltos en el “Grindadráp”. Por otro lado me di cuenta que hay un gran número de lectores manipulables que si no pecan de inocentes, lo hacen de conformes y dejados. ¿Dónde queda el pensamiento crítico en toda esta dinámica de comunicación? ¿El sistema educativo vigente promueve el desarrollo del pensamiento razonado? Porque si la escuela no se encarga, entonces cada quien como individuo debe asumir la responsabilidad de provocarlo. Donde único el ser humano es absolutamente libre es en su pensamiento y este no debe ser subyugado; precisamos promover la apertura de mente, el razonamiento, el escuchar de forma imparcial tanto los puntos afines a nuestra opinión, como los no afines, para así poder ir más allá de un tema con el propósito de mejorar la calidad de nuestras ideas y crecer intelectualmente.

 

Como dato curioso y echándole más leña al fuego; Dinamarca y Noruega están en la lista de países con bajo índice de criminalidad; mientras aquí en Puerto Rico, hasta hace poco teníamos un “scorebox” de asesinatos, las masacres son de Homo Sapiens y al último que recuerdo, lo velaron parao’.

Grindadráp:

Este es un video largo pero da una visión amplia:

Videos

***VIDEOS MUY FUERTES SOBRE CRUELDAD HUMANA CONTRA LOS ANIMALES***

Pollos, cerdos y vacas:

Lechón en Puerto Rico:


Ballenas:

El Cumpleaños de Mahtab

Este domingo ha comenzado con una gran sacudida. Cambiando de canal me tope con el documental de Docu TV “El Cumpleaños”.  El mismo trata sobre la legalidad de los cambios de sexo en Irán, sí leyó bien, cambios de sexo en la Islámica República de Irán. Una prueba más de que Este Mundo Gira y no lo podemos evitar.

El documental muestra el proceso de Mustafá, un joven de 23 años residente de Teherán, que convencido de ser una mujer atrapada en el cuerpo de un hombre, desea  operarse para poder contraer matrimonio con su novio.

En el mismo se expone la postura conservadora de sus padres y se da acceso a la opinión de médicos y clérigos del país. Ciertamente quedé de una pieza frente al televisor, pero después del asombro me di a la tarea de  investigar más sobre tan paradójica información.

Según mi investigación cibernética el avispero se revuelca cuando en 1978 Maryam Khatoon Molkara (nombre femenino), conocida como la pionera entre las transexuales activistas de Irán, escribe una carta pidiendo dirección religiosa a Ruhollah Khomeini, Líder de la Revolución Iraní de 1979 y luego del gobierno, quien para entonces se encontraba exiliado en Francia.

Sin resultados contundentes en 1989 Maryam logra una audiencia con Khomeini y le convence de sus razones para desear cambiar su sexo, tras un escrutinio al libro sagrado del Corán y descubrir que nada allí escrito prohibía la autorización para realizarse la cirugía, otorga la ansiada autorización para que la cirugía fuese practicada. Esto constituyó un “fatwa” (edicto religioso) en el cual se cimienta la legalidad del cambio de sexo en Irán; un país de estrictas normas sociales, de religión fundamentalista y valores tradicionales.

Aun cuando la ley en Irán continua, encarcelando y penando de muerte a los homosexuales por actuar contra natura y contra la religión, hoy  día a Teherán se le conoce como, “the unlikely sex-change capital of the world”, según el diario británico “The Guardian”.

Para el estado y la religión las cirugías de cambio de sexo representan la cura al homosexualismo y preservan el orden social donde la desigualdad entre hombres y mujeres es fundamental.   “El Islam tiene cura para las personas que sufren de este problema. Si quieren cambiar su género, el camino está abierto”, dice Hojatol Islam Muhammad Kariminia Mehdi, el clérigo religioso responsable de reasignación de género.

Por otra parte el Dr. Mir-Jalali ha realizado más de 450 operaciones en los últimos 12 años alegando que el transexualismo no es una cuestión moral y si una condición médica. Es así como en la actualidad Irán lleva a cabo más operaciones de cambio de sexo que cualquier otra nación, a excepción de Tailandia. Incluso el gobierno financia parte del costo de la intervención quirúrgica, si es que el sujeto se somete a una evaluación psicológica donde se le diagnostica como transexual.

 

majid-kavousifar-y-hossein-kavousifar-tras-ser-ejecutados-en-teheran-reuters
Colgados por ser homosexuales

Otro atractivo de las cirugías iraníes es que el estado tramita un certificado de  nacimiento donde queda reconocido el nuevo género en tan solo quince días, cuando en Inglaterra demora hasta tres años y en Francia casi siete. Es fantástico para los transexuales, pero para el hombre iraní homosexual, que se reconoce como tal sin desear o necesitar experimentar la vida como una mujer… ¿qué queda?  

 

 

Para quienes desconocían esta información y la misma los han sacudido tan fuerte como a mí, les invito a visitar algunos de los enlaces que les comparto al final de este artículo. También encontré una serie de “video clips” que les dará una amplia visión del tema. La información es vasta, tanto en diarios como en “blogs”, pero llama especial atención un documental de este año titulado   “Be Like Others” del director Tanaz Eshaghian. El mismo representa una mirada a la generación de hombres jóvenes iraníes que han decidido  someterse a una cirugía de cambio de sexo. Ciudadanos que buscan liberación y aceptación  a través  de la alternativa, quizás,  más radical existente en la sociedad a la cual pertenecen.

A pesar del maquillaje y de alguna que otra sonrisa todos estos transexuales reflejaban una insondable tristeza en la mirada. Sentí que se me estrujaba el corazón en la escena donde Mahtab estando sentada en el suelo de su habitación nos habla de no saber lo que Dios pretendía creándola así, sintiéndose una mujer prisionera en el cuerpo de un hombre y luego cuando acariciaba su diminuta muñeca.

Al final del documental alcance a leer que a Mahtab las cosas no le habían ido del todo bien, que a pesar de haber cumplido su sueño de casarse con su novio, su operación no había sido un éxito y se había tenido que someter a tres cirugías adicionales.

¡Ojala! (¡Oh Allah!) Que los hombres y mujeres que habitamos este planeta podamos vencer las barreras del discrimen y la intolerancia, que nos podamos comprender, todos, como gotas de un mismo océano.

 

The Birthday: http://www.linktv.org/programs/birthday

Be Like Others: http://www.belikeothers.com/

Otra historia:

http://imaginingourselves.imow.org/pb/Story.aspx?id=1301&lang=1

Historia:

The Birthday: